viernes, 27 de mayo de 2011

ALURON OU ALOPURINOL

El alopurinol pertenece a un grupo de medicamentos llamados inhibidores enzimáticos, que actúan controlando la velocidad a la que un determinado proceso químico ocurre en el cuerpo, en este caso lo que se produce es una disminución del nivel de ácido úrico en plasma y en orina.
El alopurinol se utiliza para prevenir la aparición de gota y otras situaciones producidas por el exceso de ácido úrico en el organismo, como por ejemplo piedras en el riñón y ciertos tipos de enfermedades renales o metabólicas.
Medizzine le recomienda que consulte a su medico si desconoce la razón por la que le ha prescrito alopurinol
Componentes de las presentaciones comerciales 
El principio activo es alopurinol. Los demás componentes son: lactosa monohidrato, almidón de maíz, povidona y estearato de magnesio.
Advertencia: 
La composición de las distintas presentaciones puede variar de un país a otro. Le recomendamos que consulte la información proporcionada por su proveedor local. 
Información importante [Volver arriba]
Este medicamento en comprimidos contiene lactosa. Si su médico le ha indicado que tiene intolerancia a determinados azúcares, consulte con él antes de tomarlo.
Antes de tomar el medicamento [No use alopurinol : 
Si es alérgico (hipersensible) a este principio activo o a cualquiera de los demás componentes de la especialidad farmacéutica que le han recetado. Si cree que puede ser alérgico, consulte a su médico.
Los síntomas de alergia pueden incluir :
- Crisis de asma, con dificultad respiratoria, respiración con silbidos audibles o respiración rápida.
- Hinchazón mas o menos brusca de cara, labios, lengua u otro lugar del cuerpo. Es especialmente crítica si afecta a las cuerdas vocales.
- Urticaria, picor, erupción cutánea
- Shock anafiláctico (Pérdida de conocimiento, palidez, sudoración, etc). 
Tenga especial cuidado con alopurinol :

- si usted padece un ataque agudo de gota.
- si usted padece o ha padecido alguna enfermedad del riñón o del hígado.
- si está usted tomando o va a comenzar a tomar algún medicamento para enfermedades del corazón o para la presión arterial alta.
- si nota que le salen moretones más fácilmente que antes o si le aparece dolor de garganta u otros signos de una infección.
- si aparece una erupción cutánea, descamación de la piel, ampollas o llagas en los labios o en la boca, respiración sibilante (pitos), palpitaciones u opresión en el pecho, pérdida de conocimiento: ESTOS SÍNTOMAS PUEDEN SIGNIFICAR QUE USTED ES ALÉRGICO A alopurinol. Suspenda su tratamiento y contacte inmediatamente con su médico.
Si no está seguro consulte a su médico.
Deberá suspender su tratamiento y contactar con su médico tan pronto como sea posible si, mientras usted está tomando alopurinol presentara alguno de los síntomas descritos a continuación:
- Fiebre alta.
- Dolor en las articulaciones o hinchazón dolorosa de las ingles, axilas o cuello.
- Ictericia (coloración amarilla de la piel y de los ojos).
- Náuseas o vómitos (que pueden ser con sangre).
- Sensación general de malestar.
- Debilidad, entumecimiento o pérdida de consciencia.
- Dolor de cabeza, somnolencia, mareos, alteraciones de la visión.
- Dolor en el tórax, presión sanguínea alta o enlentecimiento del pulso.
- Hinchazón (edemas) de los tobillos.
- Sensación de sed, cansancio y pérdida de peso.
- Aparición de forúnculos.
- Aparición de sangre en orina.
Es posible que al inicio del tratamiento con alopurinol se precipite un ataque agudo de gota. Su médico le recomendará el uso de ciertos medicamentos para evitarlo.
En caso de que se produjera un ataque de gota, no es necesario suspender el tratamiento con alopurinol siempre que conjuntamente se utilice un medicamento antinflamatorio adecuado.
Uso de otros medicamentos : 
Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los productos de plantas medicinales o los adquiridos sin receta.
Especialmente los siguientes:
6-mercaptopurina, azatioprina, arabinósido de adenina (vidarabina), salicilatos (aspirina,..) agentes uricosúricos (probenecid,…), clorpropamida, teofilina, fenitoína, ampicilina, amoxicilina, ciclofosfamida, doxorubicina, bleomicina, procarbazina, mecloretamina, ciclosporina, anticoagulantes cumarínicos y didanosina.
Ancianos: 
El médico le prescribirá la dosis menor que produce una respuesta satisfactoria. Se debe tener precaución en casos de alteración de la función renal. 
Conducción y uso de máquinas 
Debido a sus efectos secundarios (somnolencia, mareos y afectación de la coordinación), el alopurinol puede perjudicar su capacidad de conducir vehículos.
No conduzca, no maneje herramientas o máquinas hasta que esté razonablemente seguro de que el medicamento no limita sus capacidades. 
Este medicamento se administra exclusivamente por vía oral.
Trague el comprimido entero con la ayuda de un poco de agua. Se suele tomar una sola vez al día, generalmente después de la comida. 
La dosis normal es: 
Adultos: 
La dosis habitual de alopurinol para comenzar el tratamiento es de 100 a 300 mg. La dosis puede ser aumentada hasta 900 mg al día, dependiendo de su caso. En este caso y si apareciesen molestias de estómago, es recomendable repartir la dosis en varias tomas al día y acompañarlas de alimentos.
Ancianos:
Su médico le recomendará la dosis más baja posible de alopurinol para conseguir reducir los niveles de ácido úrico y controlar sus síntomas.
Uso en pacientes con alteración de la función hepática o renal:
Si Ud. tiene problemas hepáticos o renales, su médico le recetará la dosis más baja posible de alopurinol que consiga reducir los niveles de ácido úrico y controlar sus síntomas.
En caso de insuficiencia renal, su médico puede aconsejarle tomar menos de 100 mg por día o decirle que tome dosis únicas de 100 mg a intervalos mayores de un día.
Si Ud. está en diálisis 2 ó 3 veces a la semana, su médico le puede prescribir una dosis de 300-400 mg inmediatamente después de cada sesión de diálisis.
Si cree que el efecto de la medicina es demasiado fuerte o excesivamente débil consulte con su médico. 
Si un médico le prescribe algún otro medicamento, hágale saber que recibe alopurinol. 
Compruebe con su médico regularmente la evolución del trastorno que motiva la administración de alopurinol. Tal vez exista alguna razón que le ha impedido recibir adecuadamente las dosis indicadas e induzca a su médico a conclusiones erróneas acerca del tratamiento. 
No debe reiniciar por propia iniciativa el tratamiento con alopurinol sin antes consultar con su médico, ni recomendar su toma a otra persona, aunque parezca tener los mismos síntomas que usted. Tampoco es recomendable que interrumpa o reduzca la dosis sin antes considerar la opinión de su médico.
Si durante el tratamiento con alopurinol se encuentra mal, consulte de forma inmediata con su médico.
Si olvidó tomar alopurinol
En caso de que se le olvide tomar una dosis, vuelva a tomar la siguiente dosis tan pronto como se acuerde. Después, continúe de la forma que lo hacía habitualmente. 
No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas. 
Si olvida varias dosis, lo mejor es que contacte con su médico para que él decida que debe hacer Ud. a partir de ese momento. 
Si interrrumpe el tratamiento
Su médico le indicará la duración del tratamiento con alopurinol. No suspenda el tratamiento antes, aunque se encuentre mejor. 
Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto, pregunte a su médico o farmacéutico. 
Efectos secundarios de alopurinol [Volver arriba]
Al igual que todos los medicamentos, alopurinol puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.
La probabilidad de que se produzcan es mayor cuando existen alteraciones renales y/o hepáticas.
La frecuencia de los efectos adversos se clasifica en:
Muy frecuente (al menos 1 de cada 10 pacientes)
Frecuente (al menos 1 de cada 100 pacientes)
Poco frecuente (al menos 1 de cada 1.000 pacientes)
Rara (al menos 1 de cada 10.000 pacientes)
Muy rara (menos de 1 por cada 10.000 pacientes) 
Infecciones e infestaciones
Muy rara
Infección del folículo piloso
Trastornos de la sangre y del sistema linfático 
Muy raras : 
Disminución del número de glóbulos blancos (aumenta el riesgo de infecciones), glóbulos rojos (puede producirle cansancio, fatiga), plaquetas (células que intervienen en la coagulación de la sangre, con aparición de moretones o sangrado, más fácilmente de lo habitual
Trastornos del sistema inmunológico :
Poco frecuentes :
Reacciones de hipersensibilidad (alergia: posible aparición de erupción cutánea, descamación de la piel, ampollas o llagas en los labios o en la boca)
Raras 
Reacciones de hipersensibilidad graves, asociadas con exfoliación, fiebre, dolor en las articulaciones o hinchazón dolorosa de las ingles, axilas o cuello, ictericia (coloración amarilla de la piel y de los ojos), y otras alteraciones de la piel y de los tejidos subcutáneos (ver más adelante).
Muy Raras:
Linfadenopatía angioinmunoblástica (inflamación en axilas, cuello, ingles).
Muy raramente pueden producirse convulsiones, respiración sibilante (pitos), palpitaciones, opresión en el pecho o pérdida de conocimiento. 
Trastornos del metabolismo y de la nutrición 
Muy raras
Diabetes mellitus (niveles de azúcar altos en sangre), aumento de los niveles de lípidos (grasas) en sangre, aumento de ácido úrico en sangre.
Trastornos psiquiátricos
Muy raras  :depresion 
Trastornos del sistema nervioso 
Muy raras 
Debilidad, entumecimiento o pérdida de consciencia, parálisis, movimientos no coordinados, alteración de la sensibilidad normal (neuropatía), somnolencia, dolor de cabeza, alteración en el gusto
Trastornos oculares 
Muy raras 
Cataratas, alteraciones visuales
Trastornos del oído y del laberinto 
Muy raras 
Vértigo
Trastornos cardíacos :
Muy raras 
Dolor en el torax o enlentecimiento del pulso 

Trastornos vasculares 
Muy raras
Presión sanguínea alta 
Trastornos gastrointestinales
Poco frecuentes
Náuseas, vómitos 
Muy raras 
Aparición de sangre en los vómitos, exceso de grasa en las heces,infecciones de la boca, cambios en los hábitos intestinales 
Trastornos hepatobiliares 
Poco frecuentes 
Aumentos asintomáticos en las pruebas de funcionalidad del hígado 
Raras 
Hepatitis 
Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo 
Frecuentes 
Erupción cutánea
Muy raras
Ronchas, erupciones cutáneas de tipo medicamentoso, pérdida o decoloración del cabello
Trastornos renales y urinarios
Muy raras
Aparición de sangre en la orina
Trastornos del aparato reproductor y de la mama
Muy raras 
Infertilidad masculina, impotencia, crecimiento de los pechos 
Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración
Muy raras 
Hinchazón (edema) de los tobillos, malestar general, fatiga, fiebre  Se han comunicado casos de fiebre con o sin signos o síntomas evidentes de una hipersensibilidad generalizada a alopurinol.
No se alarme por esta lista de reacciones adversas ya que es posible que en su caso no aparezca ninguna de ellas.
Si observa cualquier otra reacción no descrita en esta página web o en el prospecto que acompaña al envase, consulte a su médico o farmacéutico.
Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave, informe a su médico o farmacéutico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada